Your community connector

Hija de mi madre

Locations: Español Published

Nací antes de tiempo, seguramente porque tenía prisa de conocer el mundo pero, sobre todo, de conocer a la mujer que me tejió la vida: mi mamá. Ahora me encuentro en México, celebrándola en su día y, siendo yo misma, mamá de dos maravillosos hijos.

Estando aquí, no puedo evitar notar la diferencia abismal de la maternidad en esta tribu familiar y la maternidad a solas que se vive en nuestro valle. Muchas de nosotras, las mamás migrantes, tenemos que aprender nuevos modelos de crianza, y desaprender lo que es tener a tu familia a tu lado.

  • Dave Taylor thumbnail

La maternidad es un antes y un después. Ser madre es dar a luz dos veces, ese día conocerás a tu bebé y a la nueva versión de ti. La maternidad nunca deja de transformarse.

Muchas veces pienso en las nuevas madres, en toda la gente a su alrededor deseosa de conocer al bebé. Mientras ellas no saben si les está permitido sentir algo más que dicha. No saben si se vale decir que están agotadas, que tienen miedos y dudas, que necesitan un descanso. Ambas se valen: la inmensa alegría y el infinito amor por ese nuevo ser, y el agotamiento brutal, la ebullición hormonal de traer vida al mundo.

  • Aspen Hope Center thumbnail

Quisiera decir que pronto todo vuelve a la normalidad, pero ser madre es despedirte del sueño y comenzar a inventarle más horas al día. Incluso si cuentas con el apoyo de tu pareja.

En nuestra cultura, nos enseñaron que la madre debe ser abnegada y dulce, o dura e inquebrantable. La presión de ser perfectas es real. ¿Qué madre no ha experimentado la culpabilidad de no poder serlo todo?

  • Carbondale Animal Hospital thumbnail

Para una mamá latina todo el mundo tiene un consejo y una opinión, cuando tal vez el mejor consejo que pueden darte es que creas en ti, que escuches tu intuición materna. Y a la familia, y allegados, aconsejarles que tengan fe en ti, que no opinen tanto, que sean más empáticos, y una tribu que apoya más que limita o juzga.

Todas las maternidades son distintas. Lo vemos en nuestro valle, desde mamás que trabajan dos o tres turnos para sacar adelante a su familia, hasta mamás que se quedan en casa a hacer el arduo trabajo de criar niños y administrar un hogar. Mamás emprendedoras, deportistas, activistas, mamás que no tienen a sus hijos con ellas, madrastras, mamás que ya son abuelas… tantas mamás viviendo su propia experiencia como mejor saben y pueden hacerlo.

  • RJ PADDY thumbnail

Si este Día de las Madres pudiera regalarles algo, sería el ser amables consigo mismas. Perdonar lo que no les sale bien y crecer en sus éxitos, siempre seguir aprendiendo y saber que sus hijos las aman tal como son.

En mayo también se conmemora la semana de la Salud Mental Materna, así que tomemos un momento para reflexionar en nosotras, las que somos madres, más allá del lente de nuestros hijos y lo que hacemos por ellos. Piensa en ti, en la mujer valiosísima que eres, y date un abrazo. Felicitate no por lo que haces por los demás sino porque hoy mismo escribes  tu propia historia, y redefines lo que la maternidad significa para ti.

  • Aspen Travel thumbnail

Que no se te vaya la vida en querer darle gusto a los demás, que encuentres tu balance y lo que funciona para ti y los tuyos, que tengas apoyo de verdad, del que quita peso no del que añade estrés. Que seas una madre adorada porque diste vida, pero también una mujer que florece dentro y más allá de su maternidad. 

Y que la culpa no sea tu compañera de vida. Sentir dolor, angustia, estrés, enojo, y todo ese rango de emociones es parte de la vida. Lo importante es saberlas reconocer y entender cuándo te están sobrepasando para pedir ayuda a tiempo. No esperes a que se desborde tu vaso.

  • KDNK thumbnail
Tags: #Día de las Madres #Iliana Renteria #salud mental #VívidaMente
▲Top ▲Top