Your community connector

El asunto A de la papeleta de votación

Locations: Español Published

Traducción por Dolores Duarte

Además de elegir a tres administradores y al próximo alcalde de Carbondale, los residentes de la ciudad tienen la oportunidad de aprobar el reemplazo de la piscina John M. Fleet, llamada así en honor de un antiguo alcalde de Carbondale, para una nueva instalación acuática en el mismo sitio.

  • Carbondale Animal Hospital thumbnail

La nueva instalación separaría la piscina para nadar de la piscina recreativa, mientras que añadiría 1,450 pies cuadrados para nadar. En lugar de que los recreacionistas y los nadadores de vuelta alternen el uso de una única piscina de 3,600 pies cuadrados, ambos podrían disfrutar de la natación simultáneamente en piscinas separadas, cada una de ellas climatizada según su finalidad. Las piscinas estarían alineadas de este a oeste, en lugar de norte a sur, para atenuar el reflejo en el agua que experimentan los salvavidas.

Otras adiciones graduales incluirían duchas exteriores, un jacuzzi de 200 pies cuadrados y un chapoteadero entre la piscina y el parque Sopris. El cuarto de baños, que también sirve de sala de máquinas, se ampliaría, posiblemente añadiendo una planta superior que podría servir como espacio de reuniones, estudio de ejercicios, oficinas o viviendas.

  • Aspen Hope Center thumbnail

El diseño de la nueva instalación acuática se determinó con financiamiento a través de un subsidio de Great Outdoors Colorado, asignada con los ingresos de la lotería estatal. Durante el 2020, se distribuyó una encuesta pública que arrojó más de 1,200 respuestas, la mayoría a favor de la construcción de una nueva piscina. Más tarde, los equipos de diseño consideraron la reubicación de la piscina junto al centro recreativo, pero determinaron que era mejor mantener su ubicación actual junto al Parque Sopris.

La piscina John M. Fleet se construyó entre 1978 y 1979, cuando la población de Carbondale rondaba los 2,000 habitantes, menos de un tercio de la actual. Más de 43 años después, el departamento de parques y actividades recreativas de la ciudad ha determinado que la antigua piscina no puede ser rehabilitada. La primera pérdida fue el trampolín, el cual un ingeniero determinó que ya no era seguro para el uso público debido al deterioro alrededor de su plataforma.

  • Novus Glass thumbnail

Una de las principales prioridades en las respuestas a la encuesta fue la necesidad de diseñar para ser sustentable. El plan maestro reconoce que “el funcionamiento de una instalación acuática es a menudo el mayor uso de energía municipal” y afirma que “las futuras fases de diseño deben esforzarse por reducir en un 40% el uso de energía y agua”. El documento incluye una “herramienta tecnológica” para lograr ese objetivo, enumerando opciones como la energía solar y el calentamiento del agua, las bombas de calor de origen terrestre, la filtración de agua por rayos ultravioleta y equipamiento de plomería de bajo consumo de agua.

Para hacerlo realidad, los administradores aprobaron a principios de este año un texto para la votación de abril, en el que se pide permiso a los votantes para pedir un préstamo de hasta 8 millones de dólares, con unos costos máximos de reembolso que no superen los 14.4 millones de dólares. Esto puede lograrse sin aumentar los impuestos gracias a un impuesto de medio centavo sobre las ventas y el uso dedicado al departamento de parques y recreación. Ese impuesto genera más de $800,000 dólares al año, $200,000 de los cuales servirán para pagar el centro recreativo hasta 2024. 

  • RJ PADDY thumbnail

La Ley de Derechos del Contribuyente de Colorado (TABOR), aprobada en 1992, requiere que los votantes aprueben cualquier aumento de la deuda pública, de ahí la pregunta de la papeleta de votación. Como se indica en un aviso legal enviado por correo a todos los residentes, la pregunta de la papeleta “también está pidiendo permiso, sobre si es necesario, el dinero se utilizará del fondo general si se produce un déficit” con un costo máximo de amortización anual de $595,250.

Tal y como el plan reconoce, las piscinas municipales no suelen generar dinero. “La recuperación de costos típica de una piscina municipal es de entre el 30% y el 50%”. En 2021, con mucha más asistencia que en los últimos años, la piscina John M. Fleet vio un 38% de recuperación de costos, con $63,409 dólares de ingresos y un costo operativo de $165,447.

  • KDNK thumbnail

No obstante, el plan maestro prevé “la posibilidad de obtener mayores tasas de recuperación con una temporada y horario más amplios” y una mayor capacidad, dadas las mejoras propuestas.

Además, la piscina tiene un valor intrínseco como recurso muy accesible dentro de la ciudad. A menudo, durante los meses de primavera, los grupos escolares van en bicicleta o en autobús a la piscina para aprender las habilidades esenciales de natación. Como declaró la administradora Erica Sparhawk cuando los administradores aprobaron el texto en la papeleta, sin una piscina accesible, podría haber “personas en los ríos sin acceso a clases de natación”.

  • Aspen Travel thumbnail

Los residentes del pueblo pueden revisar el plan en tinyurl.com/carbondalepool antes de emitir su voto el día de las elecciones, el 5 de abril.

Tags: #Carbondale #Dolores Duarte #piscina municipal
▲Top ▲Top